domingo, 8 de julio de 2012

Capítulo 35.

Después de un largo trimestre, habían llegado las vacaciones de Navidad, y con ello, mi cumpleaños. Serían mis primeras fiestas lejos de casa. Dos semanas antes de la noche de Navidad, Belén y yo comenzamos a cocinar, a hacer preparativos, y terminar de comprar los regalos. Habíamos comprado un árbol muy bonito, lo habíamos decorado bastante bien, y yo había montado el belen tal y como siempre lo hacía mi madre. Todo estaba muy bien organizado, toda la casa muy limpia y ordenada, bien decorado, con el detalle de una rama de muérdago en el ventanal del salón. Habíamos cocinado mucho, e invitado a compañeros y amigos de clase. En esta época Belén y Nick, eran pareja oficialmente. Llegó la noche de Navidad, y debíamos dar los últimos retoques a la cena, e ir a arreglarnos. Una hora hora después ya estabamos todos listos, con alguna que otra copa de más. Nick iba muy guapo, con traje, muy... elegante. Camisa blanca, americana negra, pajarita, vaqueros y zapatillas. Lucas iba mas informal. Zapatillas blancas, pantalones oscuros, camiseta blanca a rayas verticales negras, chaleco y corbata.




Nick.


Lucas.
Belén llevaba un vestido rosa muy bonito a flecos, corto, con un lazo atado a la cintura, una americana corta rosa, un collar de perlas y unos tacones rosas preciosos. Cena de Navidad; Belén. Llevaba el pelo suelto, que le llegaba hasta la mitad de la espalda, con un tupé. No sé exactamente porque llevaba tacones, ya no no los necesitaba, yo sin embargo sí. Llevaba un vestido corto blanco, y negro con flores negras y verdes, tacones verdes a juego con mi anillo, y dos lazos en el pelo. Cena de Navidad; Giovanna. Yo me había recogido unos mechones y los había enganchado con los lazos, ya me había crecido bastante el pelo, y lo tenía por la espalda, un poco más corto que mi compañera. Una vez todos listos y esperando, llamé a mi familia para felicitarles la navidad, y avisarles de que los paquetes que les había mandado para navidad, ya deberían haber llegado. A mi hermana le había mandado una bola de nieve de Madrid, y una taza de StarBucks.  A mi madre le envié dos pares de zapatos y una colonia, y a mi padre un reloj. Me avisaron de que ellos también me habían enviado algo, y que podría recogerlo el día de mi cumpleaños. Estuve hablando con mi hermana hasta que comenzó a llegar gente a mi casa.
- Te tengo que dejar peque, cuídate.
+ Igualmente Gi, por cierto ¿Cuando podré visitarte?
- Cuando tú quieras
+ ¡No me lo digas más veces que el mes que viene me planto ahí!
- ¿Y el instituto?
+ Shit.
- Piensa cuando quieres venir, y ya me lo dices, me tengo que ir
+ Vale, vale
- Diles a mamá y a papá que los quiero, que los echo de menos, y que pasen buenas fiestas, va?
+ Vale, igualmente, pasa bien las fiestas
- Sí, eso espero, y también espero que te guste tu regalo.
+Seguro
- Bien, un beso Valen.
+Te quiero
- Y yo
*Fin de la conversación telefónica*
Llegaron los amigos de Lucas y Nick, compañeros de clase de Belén, algunos compañeros míos, María y alguien más que no conocía. Tuve que presentarme a casi todos, ya que no los conocía de nada, tan solo de vista. Nos sentamos y comenzamos a picar, puse a calentar el pollo en el horno, y al sentarme, tocaron al timbre. Me levanté, fui a abrir la puerta. Abrí.
+Siento no haber llamado, pero quería contar con el factor sorpresa
- ¡Dios mío! ¡Valeria! ¿Que haces aquí? ¡OH DIOS, PASA!
+ Aquí estoy, lista para darte la lata todas las fiestas.
- ¡Que alegría verte!
+ No me quería perder el vigésimo cumpleaños de mi amada Giovanna
-  Ni las navidades, ni la noche vieja, ni reyes, jajajaja
+ Pues no, ¿Algún problema?
- ¡No! Yo encantada
+ Espero que tengas sitio
- Por supuesto
+¿Quien es Gi? -Preguntaron desde el salón-
+ ¡Ui! Voz de hombre, ¿Quien es?
- Cuanta pregunta. Es mi amiga Valeria Lucas. Es Lucas, mi novio.
+ ¡Mi niña se ha echado novio! -Dijo abrazándome como una madre orgullosa-
- Vamos, pasa, vamos a mi habitación a dejar las cosas y a cenar.
+ Vaaaamos a ello.
Pasamos directamente a mi habitación lo dejamos todo, Valeria se arregló un poco y fuimos al salón a cenar.
- Gente, os presento, a mi súper amiga Valeria
+Hola Valeria -Dijeron todos a coro-
+ Si lo dicen así parece una reunión de alcohólicos anónimos -Me susurró-
Reí por lo bajo.
- Voy a por el pollo. Coge una silla y siéntate a mi lado Valeria
+ Vale.
Recogí los platos vacíos de la mesa, coloqué los nuevos y recogí el pollo del horno. Estaba cortando y repartiendo platos con la comida ya servida cuando volvió a sonar el timbre.
- No, más visitas sorpresa no por favor -Pensé.-




Espero que os guste, que de alguna forma os identifiqueis con ella, y que me pidais siguiente, muchisimas gracias por leer. Mucho amoooor! xx

No hay comentarios:

Publicar un comentario